¿Sabes realmente qué te llevas a la boca?

Uno de los temas más virales en estos últimos años está siendo el de la correcta alimentación y cómo no, este se extiende hasta todos los ámbitos de la vida, incluido en el educativo.

En los centros


Si observamos lo que los alumnos traen al instituto para el almuerzo veremos que la mayoría consumen bocadillos de algún que otro embutido, es decir, carne ultra procesada. También podremos observar que algunos astutos traen una o más piezas de fruta o incluso algún que otro lácteo.

Desde un ojo clínico no es complicado decidir cuál es la mejor opción, pero la pregunta es: ¿las familias o los propios alumnos poseen los suficientes conocimientos para saber qué consumen realmente? En la mayoría de los casos, no.

Es muy importante tener cierta base informativa para controlar en mayor medida lo que contiene los productos que consumimos. Usando el ejemplo de antes, un bocadillo de embutido podría ser una opción válida (no la mejor) si el pan se tratase de un pan con al menos 90% de harina integral y de masa madre, además el embutido debería contener más del 95% de carne, lo cual rara vez es así.

A lo que estoy intentando hacer alusión es que las compañías nos venden un paquete de jamón de pavo como “sano”, ¡cuando casi ni la mitad del contenido es pavo!

Se supone que el ingrediente principal es la carne animal, sin embargo la mayoría contiene muy poca carne real. En su lugar, utilizan un 64% de pollo mecánicamente recuperado y un 17% de carne de cerdo.


Este tipo de ingredientes son una fuente de grasas saturadas que incrementan el colesterol en sangre, además de provocar problemas cardiovasculares.

Para tener acceso a este artículo os dejo aquí la URL del mismo:
https://mejorconsalud.com/embutidos-de-origen-animal-efectos-en-salud/

Lácteos


Para los que son más de lácteos, habría que diferenciar entre aquellos 100% naturales sin azucares ni aditivos y aquellos de distintos sabores que son una bomba de azúcar, resulta clave entonces, leer el etiquetado de cada yogur y observar, más allá de su fecha de caducidad, sus nutrientes y demás componentes para elegir la alternativa más apropiada. Un dato sencillo: cuanto menos añadidos, colores y sabores tenga un yogur, mejor será en términos nutritivos.


Aquí os adjunto un artículo donde puedes ampliar esto, además de un vídeo que expone a la luz toda la verdad sobre los lácteos.
https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/yogures-cual-elijo-en-medio-de-tanta-variedad

Vídeo sobre los lácteos




Nutrición en la cantina


No hay que olvidarse de aquellos que se compran el almuerzo en lugares como una cantina, las opciones que esta institución ofrece están bien limitadas, hablamos así de que no hay opciones como podría ser fruta o algún tipo de alimento de origen vegetal, lo que conlleva a esta gente a comprar más carnes ultra procesadas o incluso bollería industrial, golosinas y snacks que tienen un valor nutritivo para nada interesante. 

En este caso lo único que puedo añadir es que la gente debe ser consciente de que no se ofertan opciones nada o poco saludables por lo que deberían considerar el traerse un almuerzo escogido correctamente en casa.

























Todo esto nos lleva a que la mayoría de los centros educativos no disponen de un plan nutritivo adecuado. Personalmente pienso que la nutrición es un tema en auge y que como tal los centros deberían adaptarse a los últimos avances en este campo, de este modo podrán informar sobre la buena nutrición a sus alumnos, tarea muy necesaria ya que España es uno de los países con más obesidad y sobre todo la infantil.
 Aquí pongo un ejemplo de otro centro que intentando conducir a sus alumnos por el buen camino de la alimentación, se demuestra que ni si quiera el equipo que elabora estos eventos está bien informado.

Promueve el consumo de galletas como "saludable" cuando en realidad cuentan como otro tipo de bollería industrial, la cual está muy lejos del interés nutritivo.

Si los alumnos ven esto por parte de los adultos encargados de inculcar la buena alimentación, tomarán esto como ejemplo siendo que está mal confeccionado.

Otro ejemplo de mal información son aquellos carteles publicitarios de bollería industrial, snacks… que crean un ambiente obesogénico en los centros:


50 ideas para almuerzos



Visión personal


Llevo cierto tiempo formándome en este gran área que es la nutrición y he podido comprobar la poca información de la que disponen las familias para alimentar a sus hijos y a ellas mismas, dejemos de confiar en los viejos mitos alimenticios e informémonos que hoy en día no es nada complicado hacerlo.

También hago mucho énfasis en los centros para que organicen correctamente eventos como la semana saludable o que pongan más atención en formar en este campo a sus alumnos, ya que somos lo que comemos.

Para todos aquellos interesados en cambiar o mejorar su alimentación de una manera más amena, muchos nutricionistas están empezando a usar cuentas divulgativas en las redes sociales por lo que en Instagram o YouTube podréis encontrar información que estos profesionales divulgan de manera desinteresada.

Bibliografía


La mayoría de la información es de mis propios conocimientos, no obstante he ido dejando links a lo largo del post para corroborar profesionalmente esa información.

Las imágenes son un par tomadas de la galería libre de Google y el resto de personas anónimas mandadas a la cuenta de Instagram de Juan Llora para su divulgación pública.

Además ambos vídeos y las fotografías del apartado "Nutrición en la cantina" son de un nutricionista que a mi personalmente me gusta bastante que se llama Juan Llorca, que trabaja en un instituto coordinando los menús y a parte de tener un canal de YouTube, divulga diariamente por su cuenta de Instagram @juanllorca, respondiendo dudas y desmintiendo mitos.

Samuel Moratalla Muñoz 2ºBachillerato C

Comentarios

  1. La verdad es que me parece un tema muy acertado, pues muchas de las veces por no decir todas las veces, comemos alimentos que ni siquiera sabemos cual es su procedencia o toda la cantidad de sustancias y demás cosas que llevan por lo tanto debemos concienciarnos de que tenemos que comer de manera saludable para no dañar nuestra salud más de lo que ya la hemos dañado. Y respecto a lo del centro no me parece de muy buen ver que pasen por saludable cosas que en realidad no lo son, pues el único fin que veo ahí, es como que quieren dar a entender a las madres que sus hijos andan comiendo de manera sana, aunque en realidad no sea eso del todo cierto.
    Muy buen artículo Samuel

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares