lunes, 7 de marzo de 2016

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, fracasó el pasado viernes día 5  en la segunda sesión de investidura en el Congreso. 



El miércoles día 2 de Marzo se inició el calendario electoral para formar el nuevo Gobierno español. En la primera vuelta el candidato a presidente, Pedro Sánchez, necesitaba obtener la mayoría absoluta, como manda la constitución, pero el secretario general del PSOE solo obtuvo 130 votos a favor, 219 en contra y una abstención, resultado insuficiente para conformar el gobierno. 

Este hecho llevó a una segunda sesión de investidura, en la que ya no era necesaria la mayoría absoluta, sino que, con una mayoría simple (176 votos a favor)  sería suficiente para poder gobernar España. En esta segunda vuelta hubo un ligero cambio que acabó con un resultado final de 219 votos en contra, 131 a favor y ninguna abstención, ya que la representación del partido Coalición Canaria en el Parlamento cambió su intención de voto, apoyando así al proyecto del Partido Socialista Obrero Español y Ciudadanos. Sin embargo estos resultados siguen siendo insuficientes.

¿Qué pasa cuando un candidato no consigue la mayoría parlamentaria que necesita para ser presidente del Gobierno?
En el caso de que ningún candidato logre la mayoría suficiente, antes del 3 de mayo, las Cortes se disolverán y se convocarán nuevas elecciones generales el día 26 de junio.

Fuentes:
Diario EL PAÍS.


Alberto Ocaña, 1ºB

1 comentarios:

  1. Nos envían a unas nuevas elecciones en las que no va a cambiar en absoluto el panorama político. El voto va a seguir estando disgregado, porque lo que si que está claro es que la ciudadanía quiere que todas las fuerzas políticas, independientemente del color del que vistan las corbatas, se unan y comiencen a trabajar por el pueblo. Que dejen sus intereses de lado y que de verdad se ocupen de los asuntos que nos preocupan como país. Y creo sinceramente que ninguno de los políticos que tenemos en la actualidad tiene la capacidad de hacer eso. Se ha visto con las negociaciones para los posibles pactos de gobierno, que no les importa venderse al mejor postor con tal de ocupar un sillón y una cartera. Parece que en este país nos se sabe gobernar si no es por mayoría absoluta, donde tienen campo libre para hacer y deshacer a su antojo. No saben ponerse de acuerdo para velar por nuestros intereses y eso solo demuestra el nivel de podredumbre política que tienen.

    ResponderEliminar