lunes, 9 de noviembre de 2015


El sábado día 7 de noviembre, se celebró por primera vez en Madrid una marcha estatal en contra de la violencia de género. Por primera vez en la historia, asociaciones feministas, partidos políticos y personas sin vinculación política alguna, se reunieron en la capital para protestar por el desprotegimiento que actualmente sufren las mujeres víctimas de violencia de género y para pedir al Gobierno que los asesinatos provocados por la violencia machista sean tratados como una cuestión de estado y se implementen las medidas necesarias para evitarlos.

Más de 100.000 personas de todo el país se dieron cita en la capital para llevar las voces de todas aquellas sometidas a los diferentes tipos de violencia de género que existen, y para revindicar que los más de 40 asesinatos que se han cometido contra las mujeres, por el hecho de ser mujeres, no caigan en el olvido y sean tratados de forma adecuada.

    Fuente: Partido Feminista de España




 Actualmente, los medios de comunicación ofrecen un trato absolutamente despectivo de estos asesinatos, tratándolos como "muertes" cuando realmente son fruto de asesinos y de la sociedad patriarcal en la que nos encontramos. Para muestra, un botón: las mujeres morimos y a los hombres, los matan.

     Es absolutamente imprescindible que tomemos conciencia de la importancia de la erradicación de la violencia de género. Debemos actuar a la voz de ya para hacer desaparecer esta maldita lacra que está acabando con nosotras como mujeres, una lacra que sigue invisibilizada y olvidada por los diferentes gobiernos y que ya es hora de que sea tratada con la justicia y el respeto que merece. 

     El sábado para mí fue un día duro...duro porque sabía que mi sitio estaba en Madrid, junto a todxs mis compañerxs feministas, unidos en la lucha, y que pos cuestiones varias, solo pude contemplarlo desde la lejanía de mi casa sintiendo que cada uno de los poros de mi cuerpo estaba gritando en el Paseo del Prado #NiUnaMás, #TerrorismoMachista, #ElMachismoMata y decenas de consignas más, estaba levantando la voz por cada una de esas mujeres, cruelmente asesinadas a manos de sus parejas o ex-parejas, y para hacerles notar y sentir a todas aquellas que se encuentran en lucha constante y diaria por su propia seguridad, que no están solas. Que absolutamente toda la sociedad ha dado un paso a favor de ellas y que no vamos a consentir que el patriarcado y el terrorismo machista en este país se cobre una sola vida más y no sea visibilizada y tratada con la seriedad y el rigor que corresponde. 

     Por vosotras, por nosotras, por una sociedad más justa e igualitaria: feminista siempre.


Irene García Toribio (1º Bach. Distancia)

     


2 comentarios:

  1. Sin duda alguna, una puede estar orgullosa de ser mujer y poder defender sus derechos de esta manera. Me hubiera encantado asistir a la Marcha contra la Violencia de Género para poder vivir esa experiencia a primera vista, ojalá algún año tenga la oportunidad de ir.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda alguna, una puede estar orgullosa de ser mujer y poder defender sus derechos de esta manera. Me hubiera encantado asistir a la Marcha contra la Violencia de Género para poder vivir esa experiencia a primera vista, ojalá algún año tenga la oportunidad de ir.

    ResponderEliminar