jueves, 4 de junio de 2015

Este accidente ocurrió el viernes 13 de octubre de 1972 cuando el avión militar con 40 pasajeros y 5 tripulantes que conducía al equipo de rugby Old Christians se estrelló en un risco de la cordillera de los Andes.

De las 45 personas que viajaban en el avión trece murieron en el accidente o poco después, cuatro de ellas pertenecían a la tripulación. Los 27 restantes tuvieron que sobrevivir a duras condiciones ambientales de -25 a -45 ºC. Durante varios días las partidas de rescate intentaron localizar los restos del avión, pero sin existo alguno. La búsqueda se suspendió ocho días después del accidente. El grupo pudo sobrevivir durante los 72 días que pasaron allí gracias a que cuando se les acabaron los víveres para poder alimentarse tomaron la decisión de alimentarse de la carne de sus compañeros ya muertos.

El 12 de diciembre de 1972 tres de los pasajeros decidieron salir en busca de ayuda, ya que el temporal se lo permitió. Once días después de su partida encontraron a un hombre que consiguió ayuda.

Finalmente ese día se rescato a siete de los supervivientes, el resto de ellos tuvo que permanecer una noche más en el lugar del accidente pero esta vez acompañados por miembros del equipo de rescate. Al día siguiente fueron rescatados por fin los últimos pasajeros vivos de aquel trágico accidente. 

Al principio los supervivientes negaron que habían comido carne, pero tuvieron que reconocerlo cuando salieron a la luz algunas de las imágenes tomadas por los miembros del equipo de rescate pasaron allí la última noche.

 Este año se ha cumplido 43 años de la tragedia.
































0 comentarios:

Publicar un comentario