lunes, 2 de marzo de 2015

Nunca, desde hace 50 años, se había vivido una crecida del caudal del río Ebro con estas dimensiones. No ha sido tanto la altura del agua como la anchura que ha adquirido (más de 6 metros en Zaragoza capital).

La crecida ha anegado unas 20.000 hectáreas en Navarra y una cantidad similar en Aragón, provocando más de 1.500 evacuados de Boquiñeni y Pradilla. Ahora el problema se traslada a la Ribera Baja Aragonesa. 

Ahora mismo, los 1.600 habitantes de Pina de Ebro están a la espera de que se les inste a abandonar el pueblo.



A su vez, la Confederación Hidrográfica intenta sacarle el máximo partido a los embalses para evitar que la catástrofe se pase a Cataluña. En esta tarea son imprescindibles los embalses de Meguinerza, Flix o Ribaroja.

La Unidad Militar de Emergencias colabora junto con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la evacuación y el mantenimiento del orden en los pueblos.

El Ebro amenaza con la evacuación de 2.600 personas en su mayor riada de los últimos cincuenta años
Fuente: abc.es
Manuel Agüero Figueiredo, 1º Bach E

0 comentarios:

Publicar un comentario