lunes, 2 de febrero de 2015



Un antiguo guardia del campo de concentración nazi de Auschwitz, llamado Oskar Gröning, de 93 años, ha sido llamado a juicio este mes de abril, con cargos de haber sido cómplice de la matanza de mas de 300.000 judíos.

The train tracks that took prisoners into the Nazi camp at Auschwitz
Los cargos que le han sido imputados están relacionados con las ejecuciones perpetradas entre mayo y julio de 1944.










Los fiscales sostienen que Oskar sabía que los prisioneros, incapaces de realizar los forzados trabajos físicos que se les imponían, eran ejecutados por los nazis.
El juicio tendrá lugar en la ciudad de Luenenburg, en el norte de Alemania, y asistirán 55 supervivientes y familiares de las víctimas.
También se dice que Oskar sabía que los prisioneros que llegaban eran ejecutados inmediatamente tras su entrada en el campo.

A pesar de esto, Oskar niega no haber sido testigo de las masacres de Auschwitz. Él dijo, que había visto los hornos, las cámaras de gas, y había estado presente cuando se elegía a aquellos que iban a ser ejecutados.


La semana pasada, se conmemoró el 70 aniversario de la liberación del campo, por el ejército Soviético.
The notorious Auschwitz camp gate, with the inscription "Arbeit Macht Frei" ("work makes you free")
Las famosas puertas del campo de concentración, donde se puede leer "Arbeit macht Frei", que significa "El trabajo te hace libre"

A parte de a este guardia, también se está investigando a otra mujer de 93 años, de la que se sospecha que pudo servir en las SS en un caso relacionado con la muerte de más de 1400 personas.



Bogdan Olaru

0 comentarios:

Publicar un comentario