viernes, 30 de enero de 2015


    Hagamos un recuerdo de todos aquellos juegos que marcaron nuestra infancia, en especial hagamos el recuerdo de los juegos de nuestros abuelos. 
Seguro que más de uno de nosotros ha jugado en la calle antes de que la máquinas ( PSP, GAME BOY, WII, y muchas otras) aparecieran para sustituir esas maravillosas tardes de verano en la calle jugando con nuestros vecinos y amigos al pilla pilla, o a la gallinita ciega...Pero nosotros no fuimos ni los primero ni los últimos en jugar a ellos.
 ¿ A qué ninguno sabe que son las artesilla? ¿ O el cortahilos? Lo mas probable es que ninguno de nosotros sepamos que juegos son esos ni como se jugaban, pero seguro que si le preguntamos a nuestros padres o abuelos nos dirán como se jugaba a eso.
 Por eso yo le he preguntado a mi abuelo como se jugaba a esto y el me lo ha explicado al pie de la letra. 


LAS ARTESILLAS
     Se trata de un juego compuesto por dos equipos, en el que uno debe saltar y otro debe hincar.
Una vez decidido que equipo va a ser el que hinque, se formara una cadena de burros, uno de tras de otro, y cada uno cogido por sus brazos fuertemente a las piernas del compañero anterior. El otro equipo tenia que saltar sobre la cadena de burros que había formado el otro equipo.
    El ganador del juego sería el que consiguiese que todo su equipo (de saltadores) consiguiera estar sobre los burros, subidos todos encima a la misma vez, de manera que los saltadores que primero saltaba eran los que mayor longitud podían saltar para quedarse más cerca del primer burro, cuanto más saltase el primero, más sitio tenían sus compañeros para poder situarse sobre la cadena de burros. 
    Cada jugador debía permanecer de la misma manera en la que había caído sobre el burro, no podía adaptar una mejor posición para estar más cómodo o más seguro sobre su compañero. Además si la cadena de burros se derivaba, lo que se conocía como "tullirse", los saltadores tenían que repetir la ronda de saltos, al igual que si los saltadores tocaban el suelo con alguna extremidad de su cuerpo, el equipo de burro se convertía ahora en el equipo de saltadores.







EL CORTAHILOS 

     Este juego en verdad, es una variante el pillar. En él, el jugador que en principio debe pillar, y que ha sido elegido por sorteo, nombra a otro jugador y sale en su persecución tratando de pillarlo.
 Si algún jugador se cruza en la línea que imaginariamente se puede tender entre perseguido y perseguidor, obliga a este último a abandonar el seguimiento del primero y seguir ahora al que se ha cruzado, para tratar de pillarlo; y así, cruzándose los jugadores y obligando al perseguidor  seguirles, continúa el juego. 
    Cuando un jugador es pillado, sustituye al que pilla, nombra a otro jugador y sale en su persecución, con lo que se reanuda el juego. No se utiliza tufá, ya que el jugador que quiere descansar sólo tiene que no cruzarse entre el perseguido y el perseguidor. 
    Si nadie se cruza y el perseguido quiere dejar de serlo, debe provocar el cruce de otro jugar,  le basta con firar  alrededor de un compañero, obligándole,  a traspasar la trayectoria de la persecución lo que le convierte en el nuevo perseguido y al anterior ya puede descansar.







Una lastima que estos juegos ya no estén entre los niños de hoy en día.
Espero que os haya gustado. Saludo ;)









0 comentarios:

Publicar un comentario