viernes, 5 de diciembre de 2014

El Arzobispado de Granada ha retirado del ejercicio a varios sacerdotes acusados de abusos sexuales por un joven que supuestamente los sufrió cuando era menor de edad. El caso fue relatado por la víctima directamente al Papa, quien se puso en contacto con él. Los hechos también están siendo investigados por el Juzgado de Instrucción número 4 de Granada. En total, el juez, que incoó diligencias a principios de mes, investiga a 12 personas entre clérigos y seglares. En concreto son 10 sacerdotes y dos seglares, según informó el portal Religión Digital.El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez Fernández, ha defendido su actuación ante el caso: el procedimiento seguido es el previsto por “la disciplina canónica”, ha sostenido.
Según adelanta el diario Religión Digital, tras recibir la llamada del Papa, el joven formalizó la denuncia ante la Fiscalía Superior de Andalucía, que ordenó de inmediato a su delegación en Granada que interpusiera denuncia contra los supuestos abusadores. Aunque el caso está bajo secreto de sumario, sí ha trascendido que se trataría de una docena de personas, entre sacerdotes y laicos, que habrían llevado a cabo sus abusos sexuales entre al menos cinco víctimas en diferentes residencias de la provincia de Granada. Como penitencia el Papa Francisco les hizo de tumbarse en el suelo boca abajo y rezar 50 rosarios.



Asimismo, tras hablar con el denunciante, la diócesis de Granada recibió la orden del Vaticano para que se investigasen de forma interna los hechos. Según el diario digital, el Pontifice transmitió al denunciante que "no he podido más que emocionarme y sentir un dolor inmenso al leer tu carta", al tiempo que pidió disculpas en nombre de la Iglesia.



Ana Isabel Leal González 1º C Bach.

0 comentarios:

Publicar un comentario