jueves, 20 de noviembre de 2014

La música es un elemento fundamental en nuestras vidas, que siempre está presente pero, la mayor parte de las veces pasa inadvertida ante nosotros, como la brisa del viento y cientos millares de detalles a los que no prestamos la más mínima atención, por el simple hecho de no valorar las pequeñas cosas que suceden a nuestro alrededor en el ambiente.  

Hablando de música culta, Campo de Criptana, ilustre villa situada en el mismísimo corazón de la Mancha, puede presumir de contar entre sus hijos con uno de los compositores españoles más importantes del siglo XX y XXI, ya no solo en música contemporánea, sino también en música de banda.
Esta persona no es otra que Manuel Angulo López-Casero.
Y aquí quiero mostrar dos de sus obras para banda de música que no han de pasar inadvertidas.
Comenzaremos por la primera obra, el Concerto Grosso.


Concerto Grosso. Manuel Angulo. Parte 1.        

Concerto Grosso. Manuel Angulo. Parte 1.        

El Concerto Grosso, interpretado por una de las bandas de Buñol. Concretamente la Armónica, ya que en dicho pueblo valenciano, existen dos bandas de música.
Esta obra, fue interpretada en el Certamen Internacional de Bandas de Música Ciudad de Valencia, celebrado en el año 2006. 
Muy interesante sería realizar una audición de esta obra llena de texturas y sonoridades dentro del estilo de composición del autor.

La otra obra a mostrar será un pasodoble. Interpretado en versión de la banda Filarmónica Beethoven de Campo de Criptana. Su título es Crisol y Glosas.

Crisol y Glosas. Manuel Angulo.                         

El pasodoble de este fenomenal compositor D. Manuel Angulo, como decíamos en versión de la banda Filarmónica de Campo de Criptana, bajo la dirección de D. Miguel Romea Chicote en el Auditorio Nacional.

Justo antes de finalizar la interpretación, en el vídeo se puede apreciar el aplauso sincero del público que también sabe ser reconocedor de la buena música.

Campo de Criptana, es lugar donde se respira música por los cuatro costados. Pero, las personas en su juventud, necesitan de unos guías que les ayuden a ir descubriendo poco a poco esa música.
En Instituto de Educación Secundaria Isabel Perillán y Quirós de dicha localidad, afortunadamente cuenta en su plantilla de profesorado con muy buenos profesores de música. Qué decir de Manuel, que por mi parte ha de llevarse todos los elogios ya que es un magnífico profesor, o de Cristina que gracias a ella, cambié aquella mentalidad musical que tenía, abriendo mi mente a nuevos estilos musicales, sin dejar de lado los que ya conocía y Mari Ángeles, otra estupenda profesora.
Estas personas ponen todas las herramientas para la consecución del objetivo que planteaba anteriormente, pero está en las manos de los propios alumnos, interesarse por las enseñanzas de sus profesores, y que a su vez, estas sirvan para algo más que para aprobar. Aunque este tema es muy complejo y quizá necesite ser tratado más en profundidad, ya que no es tan sencillo como parece, si quisiera reafirmar, que es una suerte contar con los profesores de música que tienen el Instituto, y que si hay un interés, se puede aprender mucho de ellos. Al igual que en las demás materias, hay un profesorado muy bueno. Pero he hecho referencia a los de música, que es el tema tratado en cuestión.
Espero que mis palabras hayan servido para alguien. Un saludo a todos los lectores de este blog.

 Fdo. Julián Galindo Muñoz.


                      Berlioz dirigiendo de Gustave Doré. Publicado en una revista cómica el 27 de junio de 1850.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada