viernes, 21 de noviembre de 2014

"El Gran Canal de Nicaragua", es así como se conoce al proyecto que comenzará el próximo 22 de diciembre, que pretenderá unir los océanos Atlántico y Pacífico (Nicaragua se encuentra en centro-américa, para los despistados).








Imagen extraída de www.evardoherrera.com






Depende de por donde se mire, esto podría causar una gran cicatriz en el corazón de centro-américa o convertirse en una arteria de dinero para el país. Según el presidente, Daniel Ortega, la construcción de este canal podría acabar con la pobreza extrema, pero hay quienes piensan que esto no es económicamente viable, ya que la construcción se valora en 50.000 millones de dolares, y que podria causar un severo impacto ambiental a la región.

Comparado con el canal de Panamá de 77 kilómetros de largo, este está previsto a alcanzar 278 kilómetros, es decir, el triple de largo.





El presidente nicaragüense, Daniel Ortega y Wang Jing, el jefe de HKND, la empresa constructora.






Se supone que la construcción duraría unos 5 años, y en 2020 ya podría estar operativo. Según HKND, la empresa china a cargo de la construcción, 50.000 personas trabajarán en este proyecto, que además se estima que podría crear más de 200.000 puestos de trabajo.
Es curioso, ya que la primera vez que se propuso la idea de construir un canal en Nicaragua fue en 1833.
 Según el ministro de exteriores de Panamá, "es más fácil legar a la Luna que construir un canal en Nicaragua".




Personalmente, pienso que esto será bueno para el país, ya que generará dinero y puestos de trabajo, pero también malo porque será un proyecto que alterará gravemente el medio natural de las regiones, podría afectar mucho a la vida de algunos animales, es probable que quizá a especies enteras. Creo que no debería ser construido, ya que existe el canal de Panamá, ¿para qué otro más?


Bogdan Olaru, 1º Bach E.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada