jueves, 21 de agosto de 2014

La manera que tenemos de conducir es un factor muy importante para la seguridad vial y, a partes iguales, para el mantenimiento del coche. En el día a día, los conductores buscamos formas de conducir más cómodas provocando un peligro en nuestra conducción y un desgaste en nuestros vehículos, incluso averías graves. A continuación, voy a describir 5 vicios que pueden provocar situaciones de peligro y situaciones adversas para los demás conductores, además de provocar un coste muy elevado al mantenimiento habitual de un coche. Esta vez los ordenaremos de menor a mayor coste, aunque también depende del sujeto que lleve el coche.





5-. Abusar del freno en descensos prolongados.


Normalmente los conductores tendemos, en el momento en que nos enfrentamos a un descenso, a pisar el freno. Éstos se puede llevar a cabo en momentos puntuales en los que hemos entrado más deprisa a la pendiente de los esperado y necesitamos frenar, pero esto puede acarrear ciertas consecuencias como el desgaste de los discos de freno, pastillas vibraciones en el volante a causa de deformaciones que podamos provocar en los discos, por no hablar del desgaste de líquido de frenos y el desembolso en tener que cambiar todos estos mecanismos. Para evitarlo, podemos seguir diferentes consejos: usar una relación de marchas cortas, o comúnmente llamado freno motor, prever la pendiente y rebajar nuestra velocidad y entrar con una relación de marchas algo más cortas.

4-. Mantener la mano apoyada en la palanca de cambios.

Este es uno de los vicios más extendidos. Cuando llevas la mano apoyada en la palanca de cambios está ejerciendo una presión innecesaria sobre los mecanismos internos de la caja de cambios, lo que acaba por desgastar y provocar holguras en los sincronizadores y rodamientos.

A largo plazo provocaremos vibraciones en la palanca de cambios  y que los engranajes de los cambios sean más imprecisos y crujan al cambiar de velocidad.



3-. Conducir en reserva

Conducir con 5 litros o menos asegura el funcionamiento de la alimentación pero no tanto para proteger la bomba de combustible esta bomba se encuentra sumergida en el depósito de combustible, por tanto el depósito tiene que estar en un nivel más o menos alto para asegurar la lubricación y el enfriamiento de éste, cuando el nivel del depósito disminuye. es decir, entra en reserva el funcionamiento y protección de la bomba pueden resultar comprometidos.

La mejor forma de evitarlo sera repostar cuando toque no echar 10€ cada vez que entremos en reserva porque nunca lo llenaremos lo suficiente para que la bomba esté totalmente cubierta y aunque nos queramos ahorrar algo no lo haremos porque tendremos que desplazarnos hasta la gasolinera con mayor frecuencia.



2-. No frenar lo suficiente al pasar por un badén o resalto.


Este vicio puede acarrear las mismas averías que si aparcamos un neumático encima del bordillo pero sus efectos son mayores en el caso de un agujero puede reventar un neumático y provocar un accidente además de arruinar la llanta las pasadas rápidas por badenes pueden provocar el desplazamiento de los puntos de suspensión del coche. Lo que haremos sera acostumbrarnos a circular más despacio por zonas donde sabemos que hay badenes así a la vez que la suspensión ruedas y llanta no sufrirá daños también harás trabajar a la suspensión al completo al pasar, puesto que al coger despacio el badén a una velocidad inferior a 10 km/h la suspensión bajara por completo.

1-.Conducir a revoluciones muy bajas.


Este tipo de conducción puede traer problemas graves y costosos. En el caso de los Diesel, puede afectar a la válvula EGR, que acumula más carbón, reduciendo su vida útil en un 50 por ciento. En los motores de gasolina podemos también dañar el catalizador, transformándose en un depósito de carbón. El filtro de partículas es otro elemento que puede sufrir con este “vicio”.

¿Qué hacer? Mantener el motor a un régimen de revoluciones en el que sientas que responde nada más pisar el acelerador.

En conclusión, si queréis mantener vuestro coche y las carreteras en orden, seguid estos sencillos consejos para mejorar vuestro bolsillo y la vida de los demás, en carretera y población.

Manuel Tapia Meco.
1ºBachillerato B.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada