miércoles, 14 de mayo de 2014

Una de las noticias más resonadas en nuestro país y que se escucha y debate a diario es la nueva reforma del aborto planteada por Ruiz Gallardón. En este caso, el Comité de Bioética de España aprobó  por 9 votos a favor y 3 en contra este nuevo proyecto de ley del aborto. La ley del aborto antigua permitía el aborto de forma libre y sin que pudiesen intervenir terceras personas durante las primeras catorce semanas, en casos graves, veintidós semanas. La nueva ley no permite el libre aborto, sino que sólo permitirá el aborto en dos casos: si la mujer ha sido violada y lo ha denunciado o si hay grave peligro para su vida o su salud física o psíquica.
En esta nueva ley aprobada por el Comité, si el médico quiere objetar algo en caso de práctica o no de aborto deberá de comunicarlo al director del centro y quedará guardado en su expediente.
Por un lado, está la parte de la población que está a favor de que se reforme esta nueva ley ya que piensa que desde el primer momento del embarazo constituye una vida y lo consideran como un “asesinato”, dicho sea entre comillas para suavizar la palabra. Otros por otro lado, están en contra de esta nueva reforma, ya que lo consideran un atento contra la libertad de la mujer y una restricción de sus decisiones sin dejarla decidir qué debe hacer con el rumbo de su vida, ya que un hijo es una gran responsabilidad.
Sea como fuere, esta nueva ley, se mete con la libertad de las personas, en este caso de las mujeres, ya que una mujer debería de ser absolutamente libre para decidir si quiere tener un hijo o no, en muchos casos no sabemos cuáles son las causas de que una mujer quiera abortar. Imaginémonos que en un caso sea porque la mujer no puede mantenerlo, no tiene dinero suficiente para darle una buena vida a su hijo y aun así y porque lo dice la ley debe de tenerlo. Los que estén a favor de la nueva ley dirán: que lo de en adopción… Es muy fácil decir eso, pero cuando una mujer tiene a un bebé entre sus brazos y que es un hijo suyo, que ha llevado nueve meses dentro es muy difícil dejarlo ir o entregárselo a otra familia y mucho más difícil sabiendo que lo tiene que hacer porque no lo puede mantener. 
Es cierto que en mi caso yo soy cristiana, que defiendo la vida, pero también defiendo la libertad y los derechos de las personas y esta nueva ley me parece un atentado contra los mismos. Muchas veces no sabemos cuáles son las razones de que una mujer tome esta decisión, la cual no es fácil ni mucho menos, pero en muchos casos puede que sean razones de peso… Pongo otro ejemplo, una adolescente que se quede embarazada, por esta nueva ley ya no podrá abortar, y tanto ella como su familia quedarán destrozadas, la familia porque se tendrá que encargar del hijo de una adolescente la cual no puede mantener a su hijo por ser menos y por falta de recursos económicos y la hija porque su vida cambiará dando un giro completo impidiéndole llevar ya una vida “normal” dentro de la vida que debe llevar un adolescente.
No digo que el aborto sea algo bueno, ni mucho menos, pero es un asunto muy delicado y una decisión en la que no debería de intervenir el Estado si no dejar a las mujeres que tomen la decisión que consideren adecuada siendo libres para decidir.




Sara Muñoz Muñoz
1º Bachillerato B

0 comentarios:

Publicar un comentario