viernes, 15 de noviembre de 2013

El Parque Arqueológico de Carranque, atesora los restos de una Villa Romana, construida en la segunda mitad del siglo IV d.C. para Materno Cinegio, según aparece en una inscripción encontrada en un mosaico. Fue descubierta casualmente en 1983 por Samuel Iglesias. En los mosaicos de la Villa se cuentan
algunos mitos. Los que más nos han impresionado son los siguientes:

NEREO Y LAS NEREIDAS
Nereo era el mayor de los hijos de Ponto y Gea y rey de las olas. Era capaz de cambiar de forma y tenía el don de la profecía. Nereo era representado como un anciano llevando un bastón y acompañado de sus hijas, las Nereidas. A veces se le mostraba con una cola de pez serpentino en lugar de piernas. Una de las más famosas Nereidas fue Tetis madre de Aquiles, uno de los principales héroes de la guerra de Troya, fruto de su relación con Peleo (hijo deÉaco y Endeis). Las nereidas representaban la gracia y la belleza.

AQUILES
Es un héroe griego, hijo de la diosa Tetis y de Peleo. Es el guerrero más importante de la Ilíada.
En la infancia de Aquiles su madre no quería ver envejecer ni morir a su hijo, así que bajó a los infiernos para pedirle a las Moiras que no cortaran el hilo de la vida de ese niño. Pero Láquesis cortó el hilo, y esto significaba que Aquiles podía elegir su destino a pesar de ser mortal. Aquiles era invulnerable en todas las partes de su cuerpo excepto en el talón. Aquiles también es reconocido como el más
hermoso de los héroes reunidos en Troya, así como el más rápido. En su mito es crucial su relación con Patroclo, descrita en fuentes diferentes como profunda amistad o amor. Aquiles suele ser calificado como “El de los pies ligeros” ya que se le consideraba el más veloz de los hombres. Las leyendas sostienen que Aquiles murió por una flecha envenenada lanzada por Paris que alcanzó su talón, o un con un cuchillo clavado en la espalda cuando visitaba a Políxena. Sus huesos fueron mezclados con los de Patroclo, y se celebraron en su honor juegos funerarios.

PÍRAMO Y TISBE
Píramo es un joven enamorado de su vecina Tisbe. Los padres prohibieron este amor y además también verse, pero los jóvenes encontraron una grieta en la pared que separaba sus casas, a través de la cual hablaban a escondidas, hasta el día que decidieron reunirse en un lugar fuera de la ciudad, por la noche. Tisbe llegó la primera, pero la segunda en llegar fue una leona. La muchacha se esconde en una caverna, y pierde su velo en su huida. La leona que lo ve lo destroza y lo mancha con la sangre de una presa reciente.
Es entonces cuando llega Píramo y, al ver estos restos, cree que Tisbe ha sido devorada, y se atraviesa con su espada. Poco después llega Tisbe, y ve que Píramo ha muerto, tras lo Nereo cual se clava también la espada. Sus cuerpos desangrados caen junto a una morera que, a partir de entonces, dará frutos rojos.

VENUS Y ADONIS
Adonis nació cuando un jabalí hincó sus colmillos en el árbol de la mirra y de su interior surgió un niño. Adonis empezó su vida en la tierra con Afrodita, pero también pasaba temporadas al cuidado de Perséfone, la reina de los infiernos. Cuando crece se convierte en un apuesto cazador y surge la pasión entre Adonis y Afrodita. Se divierten cada hora que están juntos. Afrodita queda extasiada con él. Sin embargo, su ansiedad empieza a crecer por sus deberes abandonados, y se ve obligada a dejarlo por un corto tiempo. Antes de marcharse, le da un consejo a Adonis: no atacar a un animal que no demuestre miedo. Adonis acepta el consejo. No mucho después de que Afrodita se marche, Adonis sale a cazar y se encuentra con un enorme jabalí. Sin embargo, pronto es Adonis el perseguido y, en el ataque Adonis es herido por el jabalí y muere desangrado.
Afrodita vuelve apresuradamente a su lado, pero llega demasiado tarde para salvarlo y solo puede llorar sobre su cuerpo. Allí donde cae la sangre de Adonis Afrodita hace que crezcan anémonas en recuerdo suyo. Al morir, Adonis vuelve al inframundo y Perséfone se complace al verlo de nuevo. Finalmente, Afrodita advierte que él está allí, y corre a recuperarle.



ARQUITECTURA DE LA HISPANIA ROMANA:
Obra pública y obra privada
Una de las ventajas de visitar este parque arqueológico es que presenciamos sobre el terreno la manera de construir de los romanos que ha llegado hasta nuestros días. Hemos seleccionado dos ejemplos de obra pública y obra privada por su interés: la construcción de carreteras que ellos llamaban calzadas y el sistema de calefacción central de la casa que ellos llamaban hipocaustum.


VIAS Y CALZADAS ROMANAS
Las calzadas romanas eran carreteras muy parecidas a las actuales y por ellas iban, sobre todo, carros. Roma fue la civilización del carro. Cientos de bajorrelieves conservados muestran carros de todo tipo. Para que estos carros pudieran circular, las vías romanas estaban hechas con grava. No se ponían losas, salvo en las calles de las ciudades.

Solo estaban adoquinadas o enlosadas las calles de las ciudades, aunque algunas se prolongaban bastante extramuros, con carácter urbano, mientras duraba el cementerio. Los viajes eran fáciles y rápidos para la época, gracias a una organización que favorecía una relativa comodidad para sus
usuarios. Pensadas, primero, para uso militar, serán el origen de la expansión económica del Imperio, y después de su final, al facilitar las grandes invasiones de los pueblos bárbaros.

HYPOCAUSTUM
Era un sistema de calefacción del suelo. Según la Wikipedia fue inventada por un romano llamado Cayo Sergio Orata. Utilizado sobre todo en las termas (aguas termales o aguas minerales) que salen del suelo. En los siglos siguientes se perfeccionó en las casas particulares más ricas.
En el exterior del edificio se construía un horno y los gases calientes producidos en la combustión se
llevaban por canalizaciones situadas bajo el suelo, cuyas baldosas se sustentaban sobre pilas de ladrillos.

VOCABULARIO IMPRESCINDIBLE PARA CARRANQUE

  • Atrio: el patio de la domus y de algunos templos romanos. En las iglesias es un patio porticado situado a sus pies y que sirve de acceso. Solía tener una fuente y soportales.
  • Compluvium: abertura realizada en el techo del vestíbulo de la antigua vivienda (domus) de los griegos, etruscos y romanos, para conducir el agua de lluvia recibida hasta el impluvium.
  • Cubículos: las habitaciones para dormir.
  • Culina: cocina de una antigua casa romana.
  • Domus: la casa romana. Las domus eran las viviendas de las familias de un cierto nivel económico, cuyo cabeza de familia (paterfamilias) llevaba el título de dóminus.
  • Impluvium: estanque rectangular con fondo plano, diseñado para recoger agua de lluvia que se encontraba en el vestíbulo de las casas antiguas
  • Larario: un pequeño altar sagrado de la antigua vivienda romana, donde se realizaban las ofrendas y oraciones a los dioses o espíritus guardianes del hogar
  • Mausoleo: Construcción monumental, suntuosa y lujosa, que cubre una tumba, generalmente la de una persona importante.
  •  Mosaico: Técnica artística que consiste en la yuxtaposición sobre un fondo de cemento de pequeñas piezas (guijarros, teselas) de diversos colores.
  • Peristylo: es la galería de columnas que rodea un edificio, o parte de él; o el recinto rodeado de columnas
  • Tablinum: un tablino era una habitación generalmente situada en un lado y opuesta a la entrada, que se abrió en la parte trasera en el peristilo como despacho para el dueño de la casa Tesela: Pequeña pieza cúbica de piedra, mármol, terracota o vidrio coloreado que se utiliza para confeccionar un mosaico
  • Triclinio: es una estancia destinada a comedor formal en un edificio romano o grecorromano
  • Vestíbulo: espacio o conjunto de cuartos grandes y extensos en una casa.
  • Villa: Explotación agraria de la antigua Roma, con una casa de campo utilizada como centro para gestionar las tierras circundantes.


Páginas interesantes:
Ruta desde Campo de Criptana
Ayuntamiento de Carranque
IMÁGENES DE CARRANQUE

Trabajo realizado por los alumnos de Cultura Clásica de 3º ESO del IES Isabel Perillán y Quirós. Campo de Criptana.
Documentación:
Jesús A. Barrios y Nátaly Galeano (obra pública y privada)
Fernando Manzaneque, Carmen Olmedo, Jaime Morales y Tania Martínez (mitos)
Noelia López (vocabulario básico)
Maquetación: Cristina Plaza y Jorge Muñoz

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada