jueves, 21 de noviembre de 2013

       Llegan los temidos exámenes, y la mayoría de nosotros nos ponemos nerviosos. Para sobrevivir a esta época es recomendable seguir algunos pasos útiles que nos ayudarán.

onir
Antes de preparar el examen debemos estar seguros de tener todos los apuntes.
Después de este comienzo básico, debemos organizar el tiempo y el espacio de los estudios:
- Tener un lugar organizado e iluminado. Es importante no tener aparatos que nos puedan distraer (como televisión, videoconsolas,etc)

- Para evitar el agobio, hay que ponerse a estudiar con un tiempo previo razonable. 
- Para una mejor concentración debemos coordinar tiempos de estudio con tiempos de descanso. Por ejemplo, 50 minutos de estudio y 10 de descanso. En los momentos de descanso intentar despejarse, hablando con otras personas, haciendo ejercicios de relajación, etc.

- Al ponernos a estudiar, debemos estar descansados y tranquilos. Es aconsejable echarse  la siesta que después de comer, para despejarnos del periódo que hemos estado en el instituto. Con esto obtendremos mejor rendimiento.

-Hacer ejercicio físico en la época de exámenes. El ejercicio físico aumenta el flujo de sangre al cerebro y hace que se liberen endorfinas; por lo tanto, contribuye a una mayor capacidad de concentración y disminuye el estrés.
-Si tenemos falta de motivación podemos auto-motivarnos y pensar que es un paso para conseguir algo que queramos.

sergis blogs
 www.mundo-casas.com









Bea Ackles






Después del proceso de anterior a la preparación del exámen, procedemos a la preparación del examen.

- Comienza haciendo resúmenes y esquemas. Lo mejor son los ESQUEMA-RESÚMENES, esto es un esquema con contenidos.


-No dedicarse a estudiar de memoria, intentar entender los contenidos y explicarlos con nuestras palabras.


-Cuando pensemos que ya nos lo sabemos bien, en una hoja en sucio intentar escribirlo sin mirar, como si fuera un examen.



Durante el exámen:


- Leer atentamente y entender las preguntas del exámen.


- Empezar respondiendo las preguntas que mejor nos sepamos.

- Al responder a las preguntas, intentar explicarlas de forma ordenada y concisa. Debemos contestar exactamente lo que nos pregunta, ordenando las ideas. Para cada respuesta cada uno se puede hacer un esquema, por ejemplo , INTRODUCCIÓN-DESARROLLO-CONCLUSIÓN.

- Es importante repasar el examen antes de entregarlo y revisando las faltas de ortografía.
                                    

sergis blog

        Lo más importante es controlar nuestros nervios y no pensar que es un examen, sino que es un actividad más que debemos realizar para cualquier asignatura. Ponernos nerviosos solo nos dificulta y nos hace perder tiempo.

Esto no es nada nuevo, seguro que todos estos consejos ya los hemos oído a padres, profesores… pero que nunca hemos puesto en práctica. Pues ha llegado el momento de ponerlo en práctica si queremos superar satisfactoriamente la temida época de los exámenes.

Universidad de Navarra












Realizado por: Mónica Palasanu 1º Bach E











0 comentarios:

Publicar un comentario