viernes, 7 de junio de 2013

El Gobierno ha aprobado este viernes en Consejo de Ministros el anteproyecto de reforma educativa no universitaria, que abre la puerta a la séptima ley educativa, por la cuál se van a implantar evaluaciones nacionales al final de cada etapa y la posibilidad de colegios de enseñanzas separados por sexo.

Lo que se propone con esta ley, propuesta por Wert, Ministro de educación, deporte y cultura, es bajar la tasa de abandono escolar y mejorar las notas de las evaluaciones internacionales.

La reforma implanta cuatro nuevas pruebas de evaluacióna nivel nacional en 3º de Primaria, 4ºESO, para poder pasar a bachillerato y una final en 2º de bachillerato como sustitución de la actual PAU.
En primaria, además de implantar dos pruebas de evaluación, se quitará la materia de Conocimiento del Medio y será doblada a Ciencias Naturales y Ciencias Sociales y por último se quitará la asignatura de Educación para la Ciudadanía y se sustituye por un curso de la nueva Educación Cívica y Constitucional.

Los ciclos de Formación Profesional Básica sustituirán a los actuales Programas de Cualificación Profesional Inicial y pasarán a ser de dos años completos, considerados como educación básica, obligatoria y gratuita.

En conclusión, no estoy de acuerdo con la posibilidad de que en los colegios los alumnos estemos separados por sexo ya que eso sería retroceder de nuevo y en segundo lugar, tampoco me parece bien esta reforma educativa ya que desde mi situación los alumnos de 2º de Bachillerato van a tener más complicadas las pruebas de acceso a la universidad.


0 comentarios:

Publicar un comentario