miércoles, 24 de abril de 2013

La feria de Abril es el conjunto de casetas y atracciones que se instalan en el barrio de Los Remedios para la celebración de la fiesta local de Sevilla. Sus comienzos se remontan a 1846. Uno de sus principales placeres es comer y beber en cualquier caseta o multitud de puestos ambulantes. En dichas comidas, nunca falta el jamón ibérico, las chacinas ibéricas o los langostinos de Sanlúcar, acompañados de bebidas como pueden ser cervezas, refrescos o vinos. Otra tradición de los feriantes son los buñuelos o churros acompañados de chocolate caliente.
El traje típico de la mujer, de la ciudad se remonta a los primeros tiempos de la feria, donde acudían mujeres la mayoría de etnia gitana, que vestían cómodas batas de faena a la que se le añadían volante. Con el tiempo, dicha bata pasó a ser el traje de feria para las pequeñas y grandes familias, no existía distinción de clases sociales ni edad. Por otra parte, el traje típico de los hombres, van vestidos con el traje tradicional de corto y el sombrero de ala ancha o de copa más baja y ala más amplia, sombrero cordobés. 





Las sevillanas son el cante y baile típico de la Feria de Sevilla. En las sevillanas existen variedad de temáticas de tipo amoroso, rocieras o corraleras entre muchos otros. 



El coche de caballo es el único elemento de transporte permitido en el Real de la Feria. Por las calles de la feria se realiza un recorrido oficial al que no deben faltar cada jornada a la hora del mediodía estos coches de caballos tirados por embellecidos caballos y chóferes bien acicalados.

Otra parte de esta feria, es la llamada "calle del infierno" que es el parque de atracciones que se instala anexo al Real de la Feria coincidiendo con su celebración.
Por la noche, miles de bombillas iluminan la potada y las distintas calles invadidas por miles de personas, son alumbradas. 


La Delegación de Fiestas Mayores presentó en julio de 2012 el diseño en el que se inspirará la Portada de la Feria de Abril de 2013. 

0 comentarios:

Publicar un comentario