sábado, 2 de marzo de 2013

La Semana Santa para los criptanenses es muy especial, nuestra Semana Santa tiene tradiciones muy arraigadas como por ejemplo, el Domingo de Ramos, es un día en el que se reúnen todas las "cuadrillas" de amigos, unos porque quieren subastar alguna imagen, y otros porque les gusta estar en el ambiente. Lo de las subastas cada vez se va perdiendo, pero todavía queda imágenes que se subastan como hace años.

   
La Junta se pone en la parte de arriba de la plaza, ponen un tipo a la imagen que se esta subastando, y la gente puja por ella hasta que se cierra la subasta con el que ofrece más dinero. Otra peculiaridad de la Semana Santa de Campo de Criptana es que todas las imágenes salen en orden cronológico, empiezan el Viernes de Dolores con la Virgen de los Dolores,le sigue el Domingo de Ramos con la entrada de Jesús en Jerusalén, posteriormente el Miércoles Santo que  salen los 5 misterios del Rosario, y por último el Jueves empieza con la oración en el huerto y termina el Viernes Santo con el Sepulcro. Todos los pasos son de una gran belleza, algunos son de serie, pero otros son de talla y de gran prestigio y muy venerados por todos los criptanenses.
Otra tradición son los "paseillos" que consiste en llevar las imágenes desde la ermita en la que se encuentran hasta su lugar donde procesionan en andas a paso ligero acompañados por las bandas de cornetas y tambores.
Algunos de estos pasos están expuestos todo el año en cada ermita para que la gente los pueda venerar. 
 Tenemos 6 hermandades pasionarias, cada una de ellas se encarga de su conservación y puesta a punto de todos los enseres que conlleva cada imagen para poder procesionar.
 Es una Semana muy intensa porque hay muchos actos religiosos, y también muchas salidas de las imágenes a la calle, es un ajetreo constante pero los criptanenses es un orgullo porque la sienten muy adentro.

 
Carlos Manzaneque González y Manuel Moratalla Cañas

1 comentarios:

  1. La verdad es que me sorprende el seguimiento de la Semana Santa entre los jóvenes Criptanenses. No hay nada como implicarse en aquello que "a uno le llena".

    ResponderEliminar